Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Filosente

Atrévete a pensar

Gente y relaciones

Caminos que se cruzan
para no volverse a encontrar.
Caminos paralelos
que confluyen en el mismo andar.
Caminos que se separan
tratando de no volverse a juntar
Caminante, no hay caminos,
solo personas buscando caminar.

Con estos versos de andar por casa os introduzco algo de lo que quería hablar: las relaciones.

Como Mastergbdas, casi toda mi historia se centra en X sitios. La cosa cambia si hablamos de Ismael, el cual, por unas razones que no vienen a cuento, se ha tenido que mudar más veces de las que un servidor quisiera.

El caso es que, por esos motivos que no os confiaré, he vivido en distintos sitios, y en cada sitio, como es obvio, he acabado por conocer a un montón de gente. He hecho amigos que se que durarán toda la vida, me he reído con gente a la que conocí sólo de refilón y también he tenido enemistades fuertes con gente que aún ahora no podría ver sin enzarzarme en una discusión (supongo que a ellos les pasará igual).

Un temor que siempre se tiene al cambiar de residencia es el hecho de que, generalmente, no conoces a nadie. Sitios nuevos, caras nuevas.

Yo siempre he tenido a Doña Fortuna de mi parte en este lado, ya que siempre he conocido a gente que me ha ayudado. Nombres como Néstor, Nelson, Mayte, Paula, Dani, Jordi, Javi, Carlos, Andrés, Conchita y otros muchos me traen grandes recuerdos que me entristecen y alegran a la vez.

Si hay algo que he aprendido a valorar, son las relaciones con la gente. Cuando vas dejando a gente atrás, o cuando son ellos los que se tienen que alejar de ti, es cuando realmente te das cuenta de lo especial que era esa persona, de lo importante que era para ti tener con quien bromear, a quien contar tus secretos, con quien ir a dar una vuelta por las tardes, a quien llamar para quedar… Te das cuenta de lo importante que es tener un verdadero amigo.

Yo creo que a veces peco de extremista en estos casos. Es decir, a un enemigo lo tendré cruzado para los restos y a un amigo justo al contrario: por muchas maldades que me haga, seguiré ahí. Ha habido veces que he cambiado de opinión por hechos concretos, pero generalmente es así.

Por una razón u otra, he acabado regresando al punto de partida: he vuelto a mi lugar natal. En un lugar que me trae tantos recuerdos de mi infancia, no puedo dejar de pensar en lo que soy y en lo que podía haber sido. Es decir, soy quien soy porque he conocido a quien he conocido, porque he vivido con quien he vivido, porque me he relacionado con quien me he relacionado. Es increíble pensar la cantidad de cosas que serían distintas si no hubiera conocido a algunas de las personas que menciono arriba…

De una forma u otra, he conocido a gente muy especial. Todos ellos han aportado su granito de arena para que yo sea yo. Es más, dudo que Mastergbdas, Filosente y otras muchas cosas hubieran existido sin amigos que me apoyaran y enemigos que se rieran de mis logros.

Y aquí es cuando os digo a todos, los que me conocéis como Mastergbdas y los que me conocéis como Ismael, los que me apreciáis y los que me odiáis, a todos vosotros, gracias.

Gracias por ayudarme a crecer cada día.

Gracias por ayudarme a ser quien soy.

Gracias por apoyarme.

Gracias por criticarme.

Gracias.



escrito el 23 de febrero de 2010 por en Filosofía


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar