Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Filosente

Atrévete a pensar

Antifilosofía (o Erisofía)

Todo lo existente tiene su contrario, que trata de destruirlo al coste de su propia existencia.

Como de costumbre, inicio mi artículo con una pequeña frase que define la idea principal de lo que quiero contaros. Hoy toca hablar de una de mis teorías personales, descabelladas e intransferibles por menos de 100000€: la Antifilosofía.

Mejor empiezo por el principio: mi clase de Tecnología Industrial de ayer lunes.

Resulta que, hablando de energía nuclear y reacciones nucleares, salió el tema de la antimateria, es decir, lo contrario de la materia. No conozco mucho del tema y, de hecho, es posible que cometa algún error al exponer lo poco que sé, así que espero que me disculpéis si yerro al hablar.

Lo que salió de antimateria en la clase fue la antipartícula del electrón (si, esa partícula negativa de ínfimo peso): el positrón. Básicamente, el positrón es calcado al electrón, exceptuando por un detalle: tiene carga contraria a la del electrón. Si un positrón y un electrón se encontraran, se anularían mutuamente.

La antimateria es complicada de encontrar de forma natural en nuestro planeta y, hasta donde se, en nuestra galaxia, aunque se puede crear en laboratorio por reacciones nucleares.

Pensando en todo eso llegué a la última clase de la mañana: filosofía. Mi cerebro hizo “click” en ese instante y un término se me pasó por la cabeza: Antifilosofía.

Me ha llevado dos días madurar una pequeña base teórica y que se pueda explicar, que no se quede en una idea platónica abstracta, sino que se pueda pasar a algo concreto, a algo particular. Esto es a lo que he llegado: la Antifilosofía es una forma de pensamiento reflexivo que, usando métodos, estructuras, etc. similares a los de la Filosofía, persigue un objetivo contrario.

Esta definición deja un cabo suelto que el lector debe atar, y es reflexionar sobre el objetivo de la filosofía. La filosofía no se puede definir de la misma forma que la biología o las matemáticas, debido a que reflexionar sobre qué es la filosofía es hacer filosofía, y esto es algo bastante subjuntivo. Yo, por mi parte, seguiré desarrollando este concepto en función de lo que para mi es la filosofía: una forma de pensamiento reflexivo que busca guiarnos para encontrar nuestra propia forma de pensar. Es decir, la filosofía nos ayuda a aprender a pensar por nosotros mismos.

Sabiendo eso, la Antifilosofía buscaría lo contrario: evitar que pensemos. Aborregarnos, vamos.

Aunque a muchos se nos ocurrirían bastante chistes (en mi caso, tachaduras) relacionados con la Antifilosofía y la tendencia política actual, vamos a obviarlos. Ya queda poco para acabar y luego se abrirá la veda.

La Filosofía y la Antifilosofía no pueden coexistir, ya que necesariamente una debe eliminar a la otra para poder permanecer. No podemos pensar y no pensar a la par, al igual que no podemos existir y no existir a la vez (salvo que hablemos de dimensiones paralelas).

Creo que el estudio de la Antifilosofía podría ser importante para aprender de dónde nace y saber así que impulsa a la gente a dejar de pensar, a olvidar como usar su seso, a guardar su razón bajo llave.

Y aquí empieza mi teoría de la Antifilosofía. Creo que aún se puede desarrollar más, pero no será ahora cuando emprenderé esa absurda e inútil tarea.

Quizá, como último paso de esta teoría, debería darle un nombre similar en etimología al de Filosofía… Si Filosofía viene de “filos”, que es amor, y “sofos”, que es sabiduría, lo más adecuado sería “Fobiosofia” (fobia = odio). Sin embargo, queda algo cacofónico, así que quizá quedaría mejor algo como… ¡Erisofía! (Eris era la diosa del odio y la discordia en la mitología griega).

Para acabar esta base teórica, pregunto:

¿Piensas?

¿O piensan por ti?

¿Eres filósofo?

¿O eres erísofo?



escrito el 2 de Febrero de 2010 por en Filosofía


1 Comentario en Antifilosofía (o Erisofía)

  1. Javier | 27-01-2012 a las 12:56 | Denunciar Comentario
    1

    Saludos. Ahora mismo estoy en una época en la que no me van muy bien las cosas. He llegado aquí y me ha gustado el artículo que has escrito. Hay mucha gente que, sobrtodo en twiter, ha puesto de moda las frases filosóficas. Imagino que las usarán para hacerse creer a uno mismo que todo es guay y hay que tener fuerzas y ser positivo. Yo, como ya he dicho, ahora mismo lo veo todo negativo, y leyendo esas frases he llegado a la conclusión de que esas frases filosóficas tienen su contrario. Sobretodo me ha gustado la explicación de lo de Filosofía y Erisofía. Es justo lo que pienso. Las frases filosóficas de twitter (@ifilosofia) buscan el convencerse de tener fuerzas para algo (filo=amor), y yo, que busco el contrario de ellas (eri=odio) sólo busco el rebatirlas, puesto que cuando las leo veo que son una farsa. Pongo de ejemplo una frase:
    “Para decir “hola” a la persona correcta debes decir “adios” a la persona equivocada.” Pues bien, también podríamos decir: “Piensa, puede que le digas “adios” a la persona correcta, por querer decirle “hola” a la persona equivocada”.
    Lo único en lo que estoy en desacuerdo del artículo es que no creo que la erisofía signifique que piensan por tí y que estés aborregado. Precisamente creo que es una virtud, puesto que si pensamos en las frases filosóficas y no pensamos en lo contrario, que sería ampliar las posibilidades, si sólo creemos en una posibilidad (en este caso, optimismo, amor) es cuando estamos “aborregados”. Espero haberme explicado correctamente para que me entendáis. Un saludo, y enhorabuena por el artículo.

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar