Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Filosente

Atrévete a pensar

Como siempre

Hoy, como siempre, estoy sentado en la misma silla, en el mismo escritorio, delante del mismo ordenador, con la misma ropa que ayer, y antes de ayer, y el anterior…, con la misma compañía (aunque bueno, Sporky mucho no acompaña..) y con el mismo dilema: ¿de qué escribo?

Como siempre, queridos Filosentes, como siempre. Y eso es de lo que os quiero hablar hoy: de que, como siempre ha sido, nunca dura por siempre.

El otro día os hablaba de las verdades indudables y os propuse que trataseis de buscar algo que fuera cierto en todo momento. No sé a que conclusión llegarías vosotros, pero os puse la que extrajo Descartes: “Cogito, ergo sum”. Pienso, luego existo.

Me impresionó bastante el razonamiento de este filósofo racionalista. De hecho, mentiría si dijera que la Filosofía no ha dejado de traerme sorpresas desde que me la crucé en mi vida. Pero eso es otra historia.

El caso es que hay algo que, de haber podido, me gustaría habérselo preguntado a Descartes, para ver qué conclusión sacaba él: ¿existe algo inmutable? ¿Algo que permanezca siempre tal cual?

Nosotros, los cerdos. Con esta tachadura acabo de ganarme al público femenino. hombres, tendemos a pensar en que las cosas van a estar ahí siempre. ¡Qué típico es oir aquello de “esto está como siempre”!

Es curioso, ciertamente, que nuestra raza piense así. Aunque nos parezca inconcebible, los humanos llegamos al mundo hace relativamente poco si lo comparamos con la vida de la Tierra. De hecho, hace poco leí en un libro que, si la historia del mundo la pasamos a un año de tiempo, la raza humana habría aparecido con las campanadas del trenta y uno de diciembre… Y hablamos de los primeros homínidos, no del homo erectus sapiens…

Os voy a proponer una cosa: coged lo que tengáis más cerca que no se rompa al caer y sujetadlo a cierta altura del suelo. ¿Qué creéis que pasará cuando lo soltéis? “Mira que eres cateto, Master, lo que he cogido caerá por la fuerza gravitatoria de Sporky de la Tierra”, diréis algunos. Y ahora contraataco: ¿Por qué sabéis que va a pasar eso?

Si has respondido que porque lo has visto miles de veces, puedes acercarte al bote de las golosinas y coger una (pero una sola, que te vigilo ¬¬) ya que has contestado justo lo que quería oir. En caso contrario, por favor, sal de este blog y autocastígate.

Ahora hablando en serio, si habéis respondido lo primero es porque, en vuestra cabeza, tenéis un concepto que os dice que si hago X (suelto el objeto) pasa Y (cae). Para nosotros, sería chocante que, en este caso, al hacer X en determinadas condiciones (soltar el objeto sin que nada lo agarre de ningún modo), pasase Z (el objeto se queda suspendido, p.e). A esa relación causa-efecto le llamamos conexión necesaria, término que formuló el filósofo Hume.

Nadie debe dar  nunca nada por hecho, decía Hume. “Qué el Sol haya salido ayer y hoy no significa que lo haga mañana”.

No podemos dar nada por hecho, pero para vivir esta vida (que quizá sea un sueño) hay cosas con las que siempre hemos de contar. Es una paradoja que todos vivimos cada día sin saber.

Conclusión: leer este blog es una perdida de tiempo… como siempre.



escrito el 24 de enero de 2010 por en Filosofía


1 Comentario en Como siempre

  1. Javier | 25-01-2010 a las 17:31 | Denunciar Comentario
    1

    Menudo descubrimiento tu blog… andaba yo bastante mosqueado porque no leía nada interesante y me encuentro con esto.

    Enhorabuena Filosente, me ha gustado, y mucho, leerte. Me voy a convertir en asiduo…

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar