Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Filosente

Atrévete a pensar

Imposible is nothing

¿Existen límites? Si: los que nos pone nuestro cuerpo, nuestro entorno, nuestra sociedad… Pero los únicos que no podemos superar son los que nos ponemos nosotros mismos…

¿Hay algo que sabes que no puedes hacer? Yo, por ejemplo, tengo claro que nunca podría ganar unas Olimpiadas. Sin embargo, hay deportistas que piensan que nunca podría llevar un blog, cosa que yo soy capaz de hacer sacando un 900% de beneficios trato de hacer.

El artículo de hoy trata de los límites. Consideramos límite a todo aquello que nos impide hacer algo. Así, lo que me limita a ganar las Olimpiadas, siguiendo con el ejemplo de arriba, es mi cuerpo, ya que no puede alcanzar este estado físico necesario para vencer en semejante prueba deportiva.

Ahora, veamos una serie de reacciones ante esta definición:

Persona que no piensa mucho/buscaba algo divertido para leer: *bostezo*
Persona normal: Dime algo que no sepa.
Filosente (día malo): Dime algo que no sepa.
Filosente (día bueno): Creo que falta algo…
Filósofo: Eso está muy bien, pero… ¿de dónde salen esos límites?.
Nota: dejamos a su elección el considerar a que grupo pertenece usted.

Si hoy te sientes filósofo, plantéate de dónde surgen realmente los límites.Probablemente respondas algo así cómo nuestro cuerpo, nuestro entorno, nuestra sociedad… si estás usando la parte de arriba de chuleta. Pero quiero dejar claro que los límites sólo existen en nosotros. Nosotros somos nuestros propios límites.

Mucha gente (me incluyo) usa excusas tipo yo no valgo para eso o es que mi cuerpo/cerebro no da para tanto a la hora de explicar por qué no hace algo. La pregunta es: ¿realmente nacemos con X capacidades?

Es obvio que todas las personas tenemos un potencial o capacidad de hacer ciertas cosas, pero hay algo de lo que no somos consicentes: al nacer tenemos un potencial infinito.

Cuando nacemos no hay nada decidido sobre lo que vamos a hacer. Podemos moldear nuestro cuerpo y nuestra mente a nuestro antojo. Sin embargo, esta capacidad puede ser mermada si dejamos que otras personas o circunstancias empiecen a influir en ella, es decir, nuestra educación y nuestra sociedad.

Mis queridos e inexistentes lectores, todos podemos hacer lo que queremos hacer si nos convencemos de ello. Lo único que puede evitar que hagamos algo es que nos convezamos o nos convenzan de que eso es imposible.

Nada es imposible (si creemos que la afirmación anterior es posible).



escrito el 9 de Enero de 2010 por en Filosofía


2 Comentarios en Imposible is nothing

  1. Carlos Gzlez. Arta | 12-01-2010 a las 9:08 | Denunciar Comentario
    1

    Hola! Lo primero, felicidades por el blog. Me ha gustado mucho esta entrada, aunque no estoy de acuerdo con algunas de las cosas expuestas en ella. Al nacer no tenemos un potencial infinito, porque YA NO podemos ser peces, ni hombres si nacemos mujeres, y existen ciertas capacidades predeterminadas por nuestros genes, entiendo yo. Y con respecto a la educación y la sociedad como “limitantes”, creo que habría que pensar en el factor posibilitador de los límites: los límites restringen la libertad pero por ello mismo permiten que algo “sea”; al aprender a hablar una lengua dejamos de aprender otras, pero eso nos posibilita comunicarnos, por ejemplo.
    Un saludo

  2. Filosente | 12-01-2010 a las 19:40 | Denunciar Comentario
    2

    Cierto es lo que dices. No se me había ocurrido ese punto de vista.
    P.D: perdona que no me extienda más, pero estoy algo enfermo ^^U

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar